Bruno, Malena y Mauro.

Una familia de las de verdad… de esas que transmiten amor a raudales, simpatía y diversión. La familia que han formado Carlos y Tati junto a sus tres hijos es de las que da envidia. Todo fue muy sencillo a su lado.

Pudimos disfrutar de una bonita tarde de verano, en la que el agua fue nuestra acompañante de juegos junto a estos preciosos niños. Pescamos, jugamos a los barquitos e incluso tuvimos algún que otro chapuzón inesperado. El sol al atardecer y sus inagotables sonrisas hicieron el resto.

Gracias por hacernos participes de estos instantes a vuestro lado.

Deja un comentario